Celebra tu independencia, dando el grito… de placer

De lo que te quiero platicar y cuestionar es sobre tu independencia SEXUAL… ¡Boom!

México tiene poco más de 200 años de independizarse, pero las personas que habitamos y vivimos en este hermoso país ¿crees que realmente lo seamos?

Y no estoy hablando de una independencia económica o social; a lo mejor, efectivamente, te haces cargo de tu renta, tus alimentos, tus salidas el fin de semana y la factura de tu celular, y muy probablemente no dependas de alguien para vivir. De lo que te quiero platicar y cuestionar es sobre tu independencia SEXUAL… ¡Boom!

¿Independencia sexual?

Sí. ¿Alguna vez te has detenido a preguntarte si la satisfacción de tu energía y deseo sexual no está dependiendo de alguien o algo más que tú?, ¿te has puesto a pensar si el poder saciar esas “ganitas” de un orgasmo (o más), o de sentirte sensual y cachonda, dependen de que alguien o algo “te haga el favor”?, ¿y qué me dices de fantasear y relajarte a través de la excitación y el clímax que eres capaz de alcanzar cuando la mente y el cuerpo se alinean, dispuestos a disfrutar?, ¿acaso eso está en manos de alguien más y no en las tuyas?

La búsqueda de tu independencia sexual, es tuya, es tu derecho, y es una bellísima expresión de amor propio que solo tú puedes darte a ti misma. Y no se trata de emprender una cruzada ni una lucha con nadie, se trata de que te liberes de las creencias que han mantenido tu placer y tu erotismo “atrapado” pendiendo de otras personas, situaciones, circunstancias y expectativas, y te que te des el permiso de tomar el control de tu deseo, tu placer y del disfrute de tus sentidos, apropiándote de tu sexualidad, reencontrándote con tu cuerpo y sus sensaciones, y no dejando que nada de esto dependa de nadie más que de ti misma.

Celebrar tu independencia sexual, no necesariamente significa hacerlo sola.

Aunque es una maravillosa idea, y una opción SIEMPRE viable, el permitirnos experimentar profundo placer con nuestro cuerpo (o sea, masturbarnos), no significa que siempre “debamos” hacerlo en soledad (o, mejor dicho, contigo misma y nadie más).

Dejar a un lado los prejuicios, la vergüenza y las ideas limitantes sobre la sexualidad y su parte divertida y juguetona, y aventurarnos a invitar a nuestras parejas a ser parte de nuestros juegos, fantasías, deseos y cachondeos, y permitirnos tomar la iniciativa de experiencias novedosas y creativas, es otra forma de declararte independiente en el inconquistable terreno de tu sexualidad.

Así que ya teniendo todo esto presente, ¿cómo vas a dar el grito de TU independencia?

Si te animas, hay una variedad de juguetes que pueden ser “invitados” a la celebración y que, sin duda, serán el alma de la “fiesta”. Conócelos todos en www.cherish.mx/tienda

«La búsqueda de tu independencia sexual, es tuya, es tu derecho, y es una bellísima expresión de amor propio que solo tú puedes darte a ti misma. «

Por Akiko Bonilla

@akikisb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *