Al adquirir un juguete sexual se busca que estimule una zona específica del cuerpo. Se cree que su uso será exclusivo en esa área y que no hay más opciones a solo introducirlo en vagina, ano o colocarlo en clítoris

Quizás es debido a que la información sobre sexualidad y placer que recibimos limita la creatividad y usos que podemos dar a un solo vibrador, sin embargo ¿sabías que el juguete que tienes en tu cajón puede ocuparse de muchas maneras en pareja?

Te presentamos 5 juguetes de uso común e individual con diferentes opciones para usar en pareja:

  1. Succionadores de Clítoris

Con el nombre de este juguete pareciera evidente que no puede ser ocupado en otra área, pero te retamos a probar lo siguiente:

  • Colócalo en tus labios vulvares mientras hay penetración con pene o con un vibrador, la doble estimulación te dejará temblando las piernas.
  • Intenta en pezones, no importa si tienes pene o vulva, los pezones son zonas erógenas para muchas personas, un tip es empezar con intensidad baja en esta área pues para algunxs pudieran ser muy sensibles.

Encuentra nuestro gel estimulante de pezones para jugar en pechos

  • Prueba en la entrada anal. Al no ser un vibrador, la sensación es muy diferente y puede estimular la zona sin necesidad de que exista penetración, puedes cubrir la boquilla con un condón o barrera de látex. 
  • Si tu pareja tiene pene, intenta colocarlo en perineo mientras practicas sexo oral o durante la penetración, si le agrada podría provocar sensaciones diferentes y placenteras durante la eyaculación.
  1. Vibrador para Clítoris
  • Las balas vibradoras o vibradores delgados pueden estimular cualquier parte del cuerpo, pero durante la penetración puedes aprovechar colocándolas entre tu pareja y tú para disfrutar más de los movimientos.
  • Los masajeadores que son más grandes y potentes pueden acompañarlos durante un masaje. Recomendamos un juego donde señalen con algún lubricante o estimulante las zonas que más agradan y con el vibrador seguir el camino hacia el placer. Intenten con los ojos cerrados o colocando una venda para disfrutar de los aromas, sonidos y sensaciones en la piel.
  1. Vibrador Vaginal

Este tipo de juguete sexual es el que menos imaginamos que puede ser ocupado en pareja, sobre todo si se trata de una relación entre una persona con vulva y con pene. Se piensa ¿cómo por qué un “consolador vaginal”  (erróneamente nombrado)  se utilizaría para jugar en pareja? Te lo decimos

  • Tu pareja puede manipular un juguete de acuerdo a cómo te gusta y probar una estimulación diferente a un pene erecto, su uso apoyaría mucho en la comunicación erótica de cada una de las personas. Recuerda, el juguete no es un enemigo o la competencia y puede ser un gran aliado en la exploración del placer.
  • Si desean explorar en conjunto zona o punto G y quizás experimentar una eyaculación femenina, pueden ayudarse de vibradores con curvatura especial. Recuerda que el uso del juguete NO lo es todo; el juego, la estimulación de sentidos, las fantasías y el sentirse en un momento a gusto y relajado serán necesarios para esta experiencia.
  1. Juguetes para pene

Los vibradores y anillos para pene son considerados como un primer juguete recomendable en pareja por la estimulación simultánea que ofrecen, pero aquí unas ideas para ocuparlo de manera diferente

  • Un posible vibrador de panti, solo coloca en anillo rodeando la panti de tu pareja y con el motor de vibración hacia la zona que desees estimular, si es con control remoto mucho más divertido para convertirlo en un vibrador a distancia.
  • Masturbador vibrador, por ejemplo el manta lo puedes ocupar en cuerpo de pene y glande mientras estimulas con la boca a tu pareja, descubran nuevas sensaciones y movimientos.

Revisa anillos y vibradores de panti a control remoto y algunas técnicas de masturbación con vibrador manta

  1. Juguetes para sexo anal
  • Prueba utilizar un plug anal con o sin vibración mientras realizas otras prácticas eróticas como penetración vaginal, juegos con productos a control remoto, sexo oral o solo un masaje o caricias en el cuerpo.
  • Si te interesa un juguete para vagina de tamaño pequeño, un plug también puede ser la opción, además de introducirlo en vagina su base puede estimular vulva y clítoris. Lo que te recomendamos es que si te interesa colocarlo analmente ya no se vuelva a introducir a vagina por temas de higiene, o bien coloca un condón para evitar transmisión de alguna bacteria que pueda provocar una infección.

Un juguete sexual puede no ser exclusivo para una zona, órgano, cuerpo o género, en la creatividad también puedes explorar tu placer, juega y diviértete, ¿qué otras maneras se te ocurren para jugar?