El Squirt o Eyaculación Femenina

Si llegaste a este artículo, ¡felicidades! Tu curiosidad e interés por saber más sobre tu cuerpo o el de tu pareja y las diferentes maneras en que se vive el placer, son el principal ingrediente para explorar mayores sensaciones.

Si aún no has vivido u observado un Squirt o «eyaculación femenina», es común que la imagen mental que tienes es un chorro exhuberante que empapa sábanas y todo a su alrededor, acompañado por gritos desenfrenados de una mujer o persona con vulva. O al menos es lo que la pornografía nos ha enseñado.

Por ello vamos a responder y desmitificar algunas de las preguntas más frecuentes sobre el Squirt.

1. ¿Qué es un Squirt o eyaculación Femenina?

Es el resultado de la estimulación de la «próstata femenina» o las glándulas de Skene, las cuales expulsan un líquido durante algunos picos de placer.

2. ¿Es lo mismo que un orgasmo por Punto G?

Vamos separando y hablando un poco de anatomía y tipos de estimulación.

El famosisimo punto G puede ser ubicado a nivel vaginal, sin embargo no es tan sencillo que se alcancé esta estimulación con un pene, ya que es un área con textura rugosa que se encuentra en la parte superior. Para llegar a esa zona puedes intentar introduciendo dedos en forma de gancho hacia arriba y acariciar esa zona con yemas de los dedos. Al estimularla es probable que se perciba ganas de orinar. Si continua este tipo de estimulación puede llevarte a experimentar una eyaculación, sin embargo son dos situaciones diferentes.

El Squirt o Eyaculación Femenina

3. ¿Exactamente de dónde viene el líquido? ¿Es orina? ¿En qué cantidad sale?

Como mencionamos la estimulación viene de las glándulas de Skene o parauretrales, lo cual indica que se encuentran muy cerca de la uretra (por donde sale la orina). Conforme la estimulación va subiendo el líquido se concentra y se expulsa.

El líquido es incoloro, inodoro y no mancha. No es orina, ni lubricante vaginal. La cantidad es variable en cada persona con vulva y la estimulación que percibe. No siempre es a chorros, también puede vivirse en pocas cantidades.

El Squirt o Eyaculación Femenina

Se suele  pensar que es orina por dos razones. La primera es que la vejiga está localizada un poco arriba del punto G (puedes verificarlo en el primer esquema) y al estimularlo la vejiga está recibiendo estimulación de forma indirecta. La segunda es que las glándulas de Skene se ubican tan cerca de la uretra que nos hace pensar que el liquido salió por ahí.

Si bien no hay descartar que al momento de la expulsión salga unas gotas de orina por uretra por el tipo de contracción que puedas tener al momento de la eyaculación, no quiere decir que la totalidad del líquido sea orina. No debes de preocuparte por manchar o avergonzarte si se trata de orina, es una reacción de tu cuerpo al recibir estimulación diferente.

4. ¿Cómo puedo estimularme o estimular a mi pareja para que experimente una eyaculación?

Antes que nada recuerda que para la vivencia del erotismo es que tu o tu pareja vivan el placer desde todos sus sentidos, emociones y pensamientos, sin enfocarlo totalmente en los órganos sexuales. Que el objetivo no solo sea el llevarte a ti misma o llevarla a una eyaculación, sino la búsqueda de la satisfacción.

Dicho esto, ponte cómoda. Considera ir al baño antes para orinar, mantente en un ambiente de confianza y respeto a ti misma, pues estás a punto de vivir algo muy diferente. Así que ¡cero presiones o insistencias!

Puedes tomar también una toalla, sábana o prenda  que cubra el espacio donde te encontrarás por si tuvieras el temor de mojar o manchar. Así te encontrarás más tranquila.

¡Ahora sí , manos, dedos y/o jueguetes a la obra!

  • Comienza  a explorar sensaciones en todo el cuerpo para iniciar la excitación  y que tu vagina este lubricada, puedes también dedicarle un tiempo a acariciar tu clítoris. Busca estar muy relajada (o tu pareja, si estás acompañada)
  • Puedes colocar una almohada en tu cadera para curvearla hacia arriba y ello brinde un facil acceso, pegar tu espalda a la pared y ponerte en cuclillas o acostarte en su totalidad con las piernas dobladas.
  • No es necesaria la penetración con pene. Puedes utilizar tus dedos de la manera que te indicamos al inicio para estimular punto G. Recuerda que es la zona rugosa, puedes distinguirla porque es distinta a las paredes vaginales. Podrás tocarla con la yema de los dedos. También puedes hacer uso de un juguete curveado; en nuestra página tenemos una sección especial de juguetes para el punto G
  • Evita hacerlo a prisa o muy fuerte, hazlo suave y al ritmo que vayas considerando mejor. También puedes preguntar o mencionar a tu pareja si el ritmo y fuerza son los adecuados para ti. Si comienzas a sentir ganas de orinar, es el camino correcto, permitete relajarte e ir soltando.
  • Cuando comiences a percibir que habrá una expulsión evita contraer e intenta empujar, la clave es no detenerte. Sin embargo si hay algo que te incomoda es mejor parar y dar oportunidad en otro momento. No siempre podrá obtenerse a la primera. Puedes hacer alguna otra estimulación en tu cuerpo, que la eyaculación no se convierta en una obsesión. Siempre podrás brindarte placer de las maneras que ya conoces.

5. ¿La eyaculación es lo mejor de los orgasmos?

Mmmm depende para quién. Muchas veces la eyaculación no es sinónimo de un orgasmo, puede haber eyaculación y que las mujeres o personas con vulva no lo vivan de manera placentera por el temor,  preocupación o incomodidad que pueda ocasionar.

Si bien para algunas puede ser el mayor de los placeres, para otras no tanto o para nada. Muchas incluso pueden no haberlo vivido y no mostrar interés por hacerlo, o bien tener dudas si todas pueden hacerlo. La respuesta ante esto es que todas podrían experimentarlo, sin embargo no es obligatorio que así sea. Ninguna esta mal, es de acuerdo a como lo vivas, si no te sientes cómoda revisando inicialmente tu vulva o crees que con tu cuerpo no puedes alcanzarlo, siempre podrás ocupar algún juguete como apoyo.

Recuerda que una eyaculación no lo es todo, un encuentro sexual satisfactorio ya sea contigo misma o acompañada irá más enfocado a explorar la comunicación, confianza, zonas y practicas que personalmente se perciben como placenteras. Atrevete a explorar todo tu cuerpo, recurrir a tu mente y sin olvidarte de tus emociones. Haciéndolo es donde podrás encontrar lo que más te gusta.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *