Los hombres también usamos juguetes sexuales

¿Usar un juguete sexual? ¿Yo? ¡Pero si soy hombre!

Lo sabemos, los juguetes sexuales y los chicos heterosexuales son, en algunos casos, como el aceite al agua, no quieren mezclarse.
¿Pero cómo sabes que algo no te gusta si no lo has probado?

Históricamente, los hombres heterosexuales son los menos interesados en tener contacto con los juguetes sexuales debido a posibles factores como: una educación más tradicional, es decir, aquella que está basada en las normas patriarcales donde el hombre es el macho, generador absoluto de placer a la hembra, por lo que añadir un dildo o vibrador con forma fálica a los encuentros sexuales, puede ser intimidante y desmotivante para ellos.

Sin embargo, nunca es tarde para cambiar si se desea, sobre todo cuando se trata del placer sexual responsable y bien informado.

Posiblemente cuando le hablamos a nuestro chico acerca de hacer un trío, jamás imaginó que nos referíamos a compartir la cama con nuestro querido aparato vibratorio.
Lo cierto es que gracias a la tecnología y a la basta información en Internet acerca de diversos temas, cada vez son más los hombres que se acercan a los juguetes sexuales con el fin de añadirlos a su vida sexual en pareja. Ahora no sólo se informan, los buscan y compran para sorprender a sus parejas con las últimas novedades.

¡¿Que me meta qué y por dónde?!

Posiblemente ésa fue su expresión al hablarle de juguetes de estimulación anal. O probablemente le pareció buena idea y se lanzó a la aventura y la experiencia.

Es normal que asocien el placer anal con la homosexualidad, lo que les hace rechazar su ano heterosexual como fuente de placer sexual.

Comprendemos que quizá tu pareja no desea tener mucha interacción con estos artilugios, pero una de las características de los juguetes Cherish es su diseño discreto y cómodo, ya que están diseñados para que nadie pueda imaginarse que algo tan pequeño y elegante pueda ser usado para dar tanto placer como sea posible.

Por ejemplo, Verge es un anillo vibrador para el pene y el perineo que otorga sensaciones intensas. Tiene 10 programas de vibración y provee una erección más dura y duradera. Además, puedes controlarlo desde la app We-Connect y divertirte solo o con tu pareja.

Por otro lado, Sync es la cereza del pastel. Intensifica el placer compartido con vibraciones profundas y poderosas, sólo basta con introducirlo a la vagina para estimular el clítoris y Punto G y él también disfrutará de las sensaciones.

Como lo ves, no hay nada de malo en los juguetes sexuales. Cherish te puede llevar de la mano por el camino del placer en pareja e intensificar tus encuentros. ¡Rompamos tabús!

«¿Cómo sabes que algo no te gusta si no lo has probado?«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *