Tú, tu Womanizer y mucho self-love:

Un excelente plan (con final feliz asegurado)

Aún en la actualidad, con los muchísimos avances científicos y tecnológicos, en la era del internet, los smartphones con mil cámaras de infinidad de megapíxeles y aplicaciones para todo en la vida, parecería increíble que, en cuanto a nuestra sexualidad, sigan existiendo muchos mitos e ideas más viejas que las videocaseteras, la televisión en blanco y negro y los tenis con olor a chicle.

Sin embargo, existen, y muy vigentes aún. Dentro de estos muchos mitos alrededor de la sexualidad humana, una gran parte trastoca la sexualidad femenina y varios de estos han afectado el concepto que muchas mujeres tienen sobre sí mismas, sobre sus cuerpos, su deseo sexual y el ejercicio pleno de su derecho al placer.

Pero todo esto está por terminar. En estos tiempos de empodermaniento, revolución y liberación sexual femenina, muchas cosas están transformándose, y en estas historias de cambio y libertad, hay aliados silenciosos que están sumándose al movimiento: los succionadores de clítoris.

Los succionadores de clítoris llegaron a revolucionar la sexualidad femenina al desafiar grandes mitos sobre el placer erótico-sexual de las mujeres. Algunas de estas ideas caducas son:

  • El placer femenino está en las manos (o el pene) de otro: FALSO. El placer de cada mujer, y de hecho, de cada persona, empieza estando en sus propias manos, en su poder. Y cada quién elige si esto lo comparte o no con alguien más.
  • Para lograr un orgasmo se necesita penetración: Nada más alejado de la realidad que esto. Si bien es cierto que hay mujeres que logran llegar al orgasmo vía la penetración vaginal, es una realidad que muchas otras lo logran a través de la estimulación de otras partes de su cuerpo, como su vulva y clítoris, sus pezones, e incluso algunas, solo con el poder de su imaginación.
  • Masturbarse “es malo”: Otra gran mentira de la sexualidad y, particularmente, de la femenina. Se ha juzgado y criticado mucho y por bastante tiempo esta práctica que, siendo realistas, es sumamente saludable y beneficiosa. No solo porque no genera embarazos (nadie se ha embarazado por masturbarse) ni expone a la transmisión de infecciones sexuales, sino porque ayuda a descubrir y reconocer al propio cuerpo y sus sensaciones, fortalece la autoestima, favorece el empoderamiento sexual, además de que funciona como excelente analgésico y relajante corporal. En serio, son incontables los beneficios de “darnos una mano”, o “hacernos el amor” a nosotras mismas.
  • Las personas con pareja, no se masturban: Esta idea es como pensar que las personas que tienen quien las acompañe a comer, no pueden darse unos taquitos en soledad. El tener pareja (que no nada más tiene la función de ser compañía erótica, sexual y afectiva, sino que tiene muchas otras cualidades), no tendría por qué afectar la relación que se tiene con el propio cuerpo, y por lo tanto, con el disfrute de momentos íntimos con éste. La masturbación no es sinónimo de infidelidad ni deslealtad, no quebranta ningún acuerdo de amor y confianza. Más bien, solo ofrece un espacio privado de amor, respeto y salud para una misma.

Y en esta bella historia de amor propio y empoderamiento, ¿qué nos puede aportar un succionador de clítoris?

  • Orgasmos más intensos: Uno de los principales beneficios que tienen juguetes como el Womanizer premium, el Womanizer liberty y el Satisfyer Pro 2, es la
    estimulación intensa y directa que tienen sobre el clítoris, sin necesidad de entrar en contacto con él, ya que con las sensaciones otorgadas por la teconología que juega con frecuencias de aire sobre esta sensible zona erógena, y dado que son regulables en intensidad, se logran generar orgasmos rápidos y muy intensos.
  • Aumentar el autoconocimiento erótico: Dado que el succionador puede ofrecernos diferentes opciones de intensidad, ritmo y frecuencia en la estimulación sexual, podemos jugar a conocer cuáles son nuestras sensaciones favoritas, para qué “mood” nos gusta más una u otra, además de que podemos probar colocándolo, por ejemplo, en pezones, mientras seguimos explorando las sensaciones de placer de nuestro maravilloso sexo, ya sea vía manual, o con algún otro juguete sexual. Disfrutar del placer y de pasar buenos momentos con tu propio cuerpo, sin duda ayuda a mejorar tu respuesta sexual y tu energía sexual también en pareja, por lo que usarlo en compañía también puede ser una excelente idea.
  • La magia de los multiorgasmos: Las variaciones en los modos de estimulación, la intensidad y potencia de éstas y el poder de llegar al orgasmo de manera eficaz (y en muchos casos, rápidamente) hacen que de estos juguetes sexuales una maravillosa herramienta para conseguir múltiples orgasmos contigo misma, o acompañada.

«Los succionadores de clítoris llegaron a revolucionar la sexualidad femenina al desafiar
grandes mitos sobre el placer erótico-sexual de las mujeres.»

Por Akikis Bonilla

@akikisb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *