Por qué es bueno hablar de sexo con nuestra pareja

La idea de que una vida sexual “buena” es un aspecto importante en una relación de pareja, es una bastante común y compartida por muchas personas, dentro y fuera de las relaciones mismas. Digamos que, estamos todo el mundo de acuerdo en que “pasarla bien en la cama”, resulta ser parte del éxito de muchas relaciones de pareja, ¿cierto?

Sin embargo, irónicamente, la idea de hablar abiertamente sobre lo que ocurre en la intimidad de la relación, parecería ser cosa (aún hoy en día) tabú. Incluso para la misma pareja. Y es que, como que da pena, como que no se quieren herir sentimientos, como que uno no sabe cómo, que no está bien que uno hable de esas cosas; que “qué va a pensar de mí”, que “mejor no le comento nada”, “me hago -/#&$%* y se me pasa”, y la verdad es que no hay razón ni beneficio para obedecer a todos estos pensamientos. Solo te privan de descubrir cosas increíbles de ti y de tu pareja.

Si lo pensamos con detenimiento, podemos caer en la cuenta de que, parecería que todas las personas, hombres y mujeres, esperamos traer como un chip o un manual insertado en la sexualidad, que debería “automáticamente” saber ser el amante ideal para ese ser tan especial, y viceversa. Y la verdad es que, contrario a lo que nos cuenta el porno o Hollywood, la sexualidad en pareja usualmente no es así. Esa, más bien, se trabaja, se suda, se construye en la (deliciosa) práctica cotidiana.

Pero, si ya sabemos que la vida sexual es un tema importante en las relaciones de pareja, y ya sabemos que el único obstáculo para hablar claro del tema con mi pareja, es este muro de prejuicios en mi mente, qué mejor idea que ¡derribarlos! Y ahora sí, descubramos qué piensa y siente nuestra pareja en la intimidad compartida.

Recordemos que no somos seres con poderes de adivinación ni lectura de mentes, así que merece la pena aceptar que, si queremos conocer a detalle cómo se siente y qué piensa nuestra pareja, con respecto a lo sexual o no sexual de la relación, tenemos que hablar de ello, conversarlo abiertamente. Comunicarnos.

Suena sencillo y muy bonito todo, pero… ¿y por dónde se empieza?

Tranqui. Déjame compartirte algunas ideas:

  1. Procuremos un buen timing.

Aunque parezca una incongruencia, muchas veces hablar de sexo, después de tenerlo, no suele ser la mejor idea. Y no por el hecho de hablar de ello, sino por la forma característica que a veces puede tomar ese tren conversacional. Podemos exponernos a que se toquen cuestionamientos muy personales o privados de los que no se quiera hablar, discusiones que, en vez de ayudar y enriquecer, perjudiquen. Sería tal vez una idea novedosa llevarnos estas charlas a la mesa del desayuno o la cena, o a algún otro lugar; hablar de ello en algún momento en el que sepamos que, si se dan los ánimos, puedan terminar llevando a la práctica lo platicado. La cosa es estar sensible a una buena oportunidad, que no vulnere a nadie, y que permita la calidez de una buena plática.

  1. Habla de lo positivo.

No olvidemos la bonita costumbre de también señalar las cosas buenas, disfrutables y placenteras que vamos viviendo con la pareja. Decirle lo que te gusta, o te gustó de algún encuentro reciente, puede abrir la charla a la posibilidad de que se repita la práctica, o que se vaya perfeccionando, o se vayan encaminando juntos a explorar nuevas fronteras de ese mismo camino de placer.

  1. Asertividad para hablar de lo que puede mejorar.

Esta es la parte complicada, pero también una muy útil y fortalecedora. Si aprendemos a expresar de mejor manera lo que NO nos parece en la cama o en otras áreas de la relación, sin duda con mayor facilidad se podrán buscar soluciones para esos problemas. Un buen inicio es siempre hablar desde ti, desde lo personal, desde cómo algo que sucedió, te hizo sentir de tal manera, enfocándote en lo que tú sientes, y evitar hacer juicios o culpabilizar. Finalmente, anímate a proponer cómo podrían evitar que eso vuelva a suceder.

Recuerda, el éxito de una relación es compartido, y se nutre de muchos factores clave como la comunicación, el respeto, los afectos y por supuesto, ¡mucho placer!

También te recomendamos: Cómo empezar a usar juguetes sexuales con tu pareja

One thought on “Por qué es bueno hablar de la vida sexual en pareja

  1. Blas R. Herrera dice:

    Exelente artículo…!
    Pero qué juguetes sexuales recomiendas …?? Soy hombre mi pareja es mujer y tenemos una edad de 29 y 25 años.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *